martes, 18 de enero de 2011

BLoQue 5


REFLEXIÓN BLOQUE 5:
RINCÓN DE LECTURA Y LA ANIMACIÓN


Lo primero que pudimos aprender en este bloque, son las diferencias existentes que hay entre la biblioteca de aula y el rincón de lectura. Podemos concretar que una biblioteca de aula, es una colección de libros, colocados en el aula a disposición de los alumnos. Sin embargo, el rincón de lectura es el espacio destinado a la lectura, de una manera divertida y educativa. Encontramos dentro de él, diferentes tipos de cuentos destinados a distintas edades. Tenemos que intentar colocar en el aula un rincón de lectura moderno, acogedor y llamativo para los niños, donde puedan coger siempre que quieran, cuentos y poder tocarlos, observarlos, leerlos, etc. 

Lo ideal es que tengamos rincones de lectura perfectamente ambientados pero siempre dándoles un uso correcto. Para ello tenemos que tener claros cuales son los objetivos que se marcan en un rincón de lectura: motivación hacia la lectura, habito del uso de los libros, manipulación de los libros; ya que lo primero que tenemos que tener en cuenta es que leer es un acto entretenido y divertido. El rincón de lectura es un momento para que los niños disfruten, piensen y que surja su creatividad a través de los cuentos que les podamos ofrecer. 

A lo largo de este bloque, también pudimos ver algunas fotografías sobre diferentes tipos de bibliotecas que podemos crear en un futuro en nuestras aulas. Había algunas con muchos cojines para que los niños estuvieran cómodos, otras con muchos libros, lo que nos dio ideas para la colocación de los libros, etc.  Ya que decorar bien un rincón de lectura o una biblioteca de aula es imprescindible para llamar la atención de los niños y que les interese la lectura, ya que lo verán como que entran a un mundo diferente. Es como por ejemplo, cuando un niño entra en una tienda de Imaginarium, siente que entra en un sitio adaptado a su medida, que será un sitio con cosas para él, simplemente con pensar que le han fabricado una puerta especialmente para él, le hace sentir que entra en otro mundo. Por eso es tan importante, que ambientemos la zona de lectura, lo hagamos un sitio acogedor, divertido, donde los niños estén a gusto y disfruten al máximo, todos aquellos momentos que estén en ese lugar y las miles de historias que los cuentos les van a transmitir. 

Tenemos que enseñar a los niños a que traten y cuiden bien los libros, que tengan cuidado al pasar las hojas. Pero es indispensable que un libro se rompa o se manche, puesto que para eso se colocan en el rincón de lectura, cuanto más se usen mas se deteriorara.  Tenemos que crear un habito lector en los niños, donde tendremos que dejar que manipulen y jueguen con los libros, que disfruten a través de las ilustraciones, se cuenten cuentos unos a otros. 

La función principal que tiene el rincón de lectura es el acercamiento emocional y afectivo. Este acercamiento tiene que ser gratuito, sin ningún tipo de obligaciones, ya que nuestro ciclo es educación infantil, y es una etapa de escolarización no obligatoria. En este rincón de lectura, como futuros maestros, tendremos que aplicar nuestros conocimientos pedagógicos, intereses para la decoración del aula, pero en especial del rincón de lectura, tratando de poner toda nuestra creatividad, imaginación, conocimientos académicos y la experiencia profesional, para crear el mejor rincón de lectura, siempre adaptado al grupo de alumnos que tengamos, a sus intereses y necesidades.  Conociendo así sus gustos y aficiones, para la elección de cuentos. 

Hay algunos requisitos indispensables para crear un buen rincón de lectura:
-          Edad de los destinatarios
-          Maduración de los niños
-          Gustos e intereses
-          Revistas para prelectores
-          Álbumes de imágenes
-          Libros juguete, de tela, de baño, manipulables, de actividades, para tocar y oler, libros de contenidos, etc. 

Para la organización del rincón de lectura, deberíamos agrupar los libros en una misma zona, donde se vayan intercambian los libros para todos los niños de infantil, para que todos conozcan un generado variado de libros. Es conveniente que hagamos un préstamo de libros, que se los puedan llevar a casa los fines de semana, y leerlos acompañados de sus padres, tíos, abuelos, hermanos, etc. O ellos mismo los que cojan el libro y los observen y manipulen, intentando seguir la historia (ya contada anteriormente) a través de las ilustraciones. 

Es aconsejable disponer entre 2 y 3 libros por niño del aula. Y que todos ellos sean accesibles para todos los niños. Es aconsejable, incluir libros de todo tipo de temas y variados, también podemos incluir libros que hayamos realizado con los niños, que seguramente sean sus favoritos, ya que son libros que los han fabricado entre ellos. Durante el ciclo de educación infantil y primaria, a esto le llamaremos rincón de lectura, sin embargo, a partir de primaria, ya lo podemos considerar como biblioteca, puesto el numero de libros varia enormemente. 

Para la organización del espacio, podemos tener varias alternativas. Una de ellas sería que los niños organicen el propio rincón de lectura, así les estaremos dando una mayor responsabilidad y conocerán mejor la organización de los cuentos, ya que lo habrán echo ellos mimos. Otra forma, seria que la maestra lo organizara, y colocáremos gomets, o algún distintivo, para su organización, y que les resulte más fácil elegir un libro determinado. Es importante que la colocación de los libros, si disponemos del espacio suficiente, sea siempre viendo la portada, para que los niños reconozcan en un primer momento el libro que están cogiendo, ya que si los colocamos en vertical, y solo ven el titulo por el canto del libro, les será muy difícil saber qué libro quieren elegir, porque todavía no son capaces de leer perfectamente, están empezando a aprender a leer. Y sobre todo que las estanterías sean de acceso fácil, es decir que estén a su altura, para que tengan un acceso de forma libre y autónoma.

 Tenemos que crear un ambiente acogedor, motivar y cálido. Que sean los propios niños quiénes se encarguen de coger el libro que quieren, pero también que sean ellos mismo los que coloquen el libro al terminar de leer. Y por último, destacar, que es importante que este rincón este situado en una zona del aula, que tenga una buena iluminación, si es posible luz natural, y si no usaremos una buena luz artificial.

Cuando estén en el rincón de lectura, sobre todo al principio, les deberemos dar una serie de normas, para el mejor uso de los libros, que no pueden comer el bocadillo, por ejemplo, cuando están con un libro delante, ya que lo pueden manchar y estropear. Gracias a todos estos factores aprender a usar libros que no son suyos, a tratarlos y cuidarlos bien, ya que saben que es un préstamo que lo tienen que devolver. Con esto, les ayudaremos a que en un futuro, sepan cómo comportarse en una biblioteca, y a tratar los libros que utilicen de una forma correcta. 

Lo ideal es que los niños tengan un carnet de biblioteca, para que adquieran responsabilidad en el uso de los libros. Otra idea es, colocar una fotocopia de la portada de los libros, y cada vez que un niño coja un libro, se quedara la fotocopia como que el cuento lo tiene otro compañero. Cada semana podemos hacer que sea una mesa diferente la que elija un libro para llevarse a casa, para que no sean siempre los mismos niños los que elijan los libros que más éxito tengan. Otra posibilidad es hacer una lista de los libros que se lleva cada uno y así intentar que todos se lean todos los cuentos. 

     La animación a la lectura surge en la LOGSE, por la necesidad de dar a los niños una motivación hacia la lectura. Actualmente, el profesor tiene la total autonomía para elegir los libros que lean en sus aulas y cuales son aquellos libros que quieren tener en el aula. La animación a la lectura se fundamenta en:
          1. Portada. Con ella comenzaremos la animación a la lectura, puesto que estamos planteando que los niños dialoguen y desarrollen su imaginación. 
             2. Título. Nos indica de que tema tratara el cuento que vamos a leer. 
             3. Tema. Gustos y aficiones de los niño.
      4. Formato. Depende mucho de las edades de los destinatarios. 
      5. Personajes. Los niños se identifican con ellos. 

Para finalizar la reflexión personal de este bloque, tengo que comentar la clase que realizamos sobre animación a la lectura, donde nos contaste el cuento de “Un dragón color frambuesa”. Todas las distintas ideas que surgieron, al imaginarnos las ilustraciones del cuento, cada uno se imaginaba las imágenes de una forma diferente, siendo la historia la misma. Es una buena técnica que nunca había empleado, y me pareció una idea muy buena para desarrollar imaginación y creatividad con los niños. También el trabajo que realizamos en este bloque, de la elaboración y diseño de una biblioteca de aula, me ha aportado nuevas ideas para un futuro, ya que siempre ver las diferentes opiniones que tiene el resto de mis compañeras, me hacen reflexionar sobre lo que es bueno para el aula, y adquieres nuevas ideas.


1 comentario: