sábado, 15 de enero de 2011

BLoQue 4


TALLER DE COMUNICACIÓN LITERARIA

De todas las estrategias que teníamos para elegir a la hora de realizar ese taller, yo escogí la narración dramatizada, ya que tenía un cuento, que quería enseñar a mis compañeras, que lo he utilizado en sucesivas ocasiones con los niños, durante mis periodos de prácticas, tanto durante el modulo de educación infantil, la carrera de magisterio infantil, o durante las prácticas como monitora de ocio y tiempo libre. Es un cuento que resulta muy interesante y atractivo para los niños de educación infantil, y que siempre se involucran y participan en el desarrollo de la actividad.
Este cuento  Vamos a cazar un oso”,  de los autores Michael rosen y Helen Oxenbury. De la editorial Ekaré. Se trata de un tipo de cuento, llamado narración dramatizada, pero que también lo podríamos considerar como un cuento motor, ya que los niños tienen que realizar todas las acciones que los protagonistas realizan a lo largo de la historia.
Esta técnica no llega a ser una interpretación teatral. Se trata de una narración donde pedimos a los niños que hagan lo que nosotros hacemos, es decir, nosotros lo hacemos y ellos lo repiten, siguiendo el argumento de la historia. Los niños se motivan con esta historia. Mientras yo leía el cuento, mis compañeras repitan los gestos y las acciones que yo realizaba, imitando como si fueran los niños a los que va dedicado el cuento. Es un cuento que les gusto mucho, ya que no lo conocían y me dijeron que lo hacía bastante bien, aunque se me notaba que taba lago tensa y nerviosa, por estar en esa situación. Pero, sinceramente, estoy más cómoda, cuando he leído este libro a los niños, ya que es completamente ver a los niños disfrutando con el cuento. Me di cuenta que, además de por estar en el ambiente de clase, pero leía con un tono más bajo, que el tonto de voz que suelo utilizar cuando les leo cuento a los niños. Supone una situación bastante tensa, ya que nos sentimos como los adultos nos pueden juzgar o criticar, por algunos aspectos que los niños no lo harían.
Para la lectura de este libro es conveniente, realizar una primera lectura donde los niños se queden con algunos detallen del cuento, con las siguientes lecturas, los niños ya podrán interiorizarlo, y a partir de ahí ya podemos realizar un cuento motor, lo podemos también utilizar en psicomotricidad, por eso, si es posible es bueno realizar la actividad en el salón de actos, o en el gimnasio. Donde escenifiquemos los distintos escenarios por donde los personajes pasan, y así los niños puedan repetir las acciones: trepar por un árbol, cruzar un rio, atravesar un puente, entrar en la cueva, etc.
Con este cuento el niño se puede convertir en el protagonista de la historia, ya que le invita a participar en la historia. La historia cuenta la interpretación del riego de un padre y el de sus cuatro hijos, que abandonan su casa para salir en busca de un oso. La figura paterna realiza numerosas acciones, que hacen disfrutar y divertirse a sus hijos. Se emplean diferentes escenarios, fácilmente reconocibles para los más pequeños, como es el campo, el rio, el charco, el bosque, la tormenta, hasta llegar a la cueva donde vive el oso.
Utiliza un lenguaje muy rico y sencillo, ene le que se describen perfectamente todas las acciones con bastante ímpetu y detalle. El libro, tiene un formato bastante grande, y las ilustraciones son reales. Este libro permite múltiples posibilidades, desde la lectura individual al juego creativo. 








1 comentario: